Qué hacemos

Reserva Biológica de Ariant

En 2012 la FVSM recibió en donación la propiedad de Ariant, una finca de unas 1000 hectáreas ubicada en la Serra de la Tramuntana de Mallorca, en los municipios de Pollença y Escorca. Dicha donación fue fruto de una larga relación con la propiedad por el trabajo para la conservación del buitre negro que la BVCF había llevado a cabo desde 1987. Gracias a esta colaboración, primero con la BVCF y más adelante con la FVSM, se llegó a firmar un acuerdo de custodia del territorio y a desarrollar un Plan de Gestión para la finca. Hoy día, la FVSM es responsable de la finca de Ariant, encargándose de la conservación de la biodiversidad y de la continuidad de la actividad agrícola tradicional y ecológica, además del mantenimiento de su patrimonio cultural.

Ariant es un lugar de conservación de hábitats y especies preferentes, donde confluyen diversas figuras de protección de carácter ecológico y ambiental:

  • Paraje Natural de la Serra de Tramuntana
  • Área Natural de Especial Interés
  • Red Ecológica Europea Natura 2000
    • LIC ES5310127 – Costa Brava de Mallorca
    • ZEPA ES0000073 – Costa Brava de Mallorca
  • Patrimonio Paisajístico y Cultural de la Humanidad de la UNESCO

 

La finca destaca por su biodiversidad con un gran número de endemismos botánicos y de insectos. Es lugar de cría del buitre negro Aegypius monachus, del águila pescadora Pandion haliaetus y del halcón de Eleonor Falco eleonorae, entre otros. También hay zonas de reproducción del ferreret Alytes muletensis, un anfibio endémico considerado un verdadero fósil viviente.

Actividad agraria ecológica

En el valle de Ariant existen unas 50 ha de terreno agrícola tradicional donde, desde la llegada de la FVSM, se desarrolla la actividad en ecológico. Actualmente, la finca cuenta con la certificación ecológica otorgada por el Consell Balear de la Producció Agrària Ecològica (CBPAE) para todas las actividades, incluyendo ganadería, apicultura y frutales. Así, se garantiza una producción responsable con el medio ambiente y de calidad.

El trabajo agrícola cuenta con el apoyo técnico profesional de la Associació Producció Agrària Ecològica Mallorca (APAEMA). Con esta colaboración se persigue potenciar la viabilidad del proyecto de agricultura ecológica. LINK APAEMA https://apaema.net/

En Ariant se gestiona actualmente un rebaño de 200 ovejas. El número original era de 350 cabezas y se ha ido reduciendo hasta el número óptimo de capacidad para su mantenimiento en ecológico y para alcanzar la autosuficiencia en la alimentación. Cabe destacar que se está llevando a cabo un cambio paulatino de la raza de ganado ovino híbrida Ille de France-mallorquina blanca de montaña a la raza pura mallorquina blanca de montaña. Esta última es autóctona de la isla y está mucho mejor adaptada a los pastos naturales de la zona, a la orografía y al clima local. Por un lado, se persigue recuperar la tradición mallorquina de pastoreo libre de ovejas, siendo recogidas únicamente para esquilar, vacunar y sacar los corderos. Por otro, adaptar la actividad ganadera ovina al desafío global del cambio climático mediante la utilización de la raza autóctona. Las ovejas autóctonas también contribuyen en tareas forestales como el mantenimiento de cortafuegos. Para facilitar las tareas de seguimiento y recogida de ganado ovino se les han colocado cencerros durante la esquila a la mayoría de los individuos. 

La finca también cuenta con ganado equino y vacuno para llevar a cabo tareas principalmente forestales, como la prevención de incendios o la recuperación de pasturas abandonadas de montaña. En 2018 se introdujeron 10 burros y en 2019 se inició un rebaño de vacas, ambas especies de razas mallorquinas, bien adaptadas a las condiciones locales. Uno de los objetivos es que se complemente la función de los burros y vacas con la de las ovejas. La oveja autóctona mallorquina puede alimentarse de brotes tiernos de “càrritx” Ampelodesmos mauritanicus, muy abundante en terreno forestal de Ariant, pero no de los maduros, que sí pueden ser aprovechados por otro ganado como vacas y burros. Así, los burros y vacas están llevando a cabo el trabajo de recuperar pasturas invadidas de “cárritx” envejecido, para que en un futuro próximo las ovejas puedan alimentarse y hacer el mantenimiento.

Apostar por las variedades autóctonas, además de suponer una apuesta para la conservación de tradiciones locales (como la recuperación de pasturas de montaña) y una mejor adaptación a la situación de cambio climático, también tiene el valor añadido de contribuir en la mejora del estado de conservación de las variedades autóctonas de las Illes Balears, que es uno de los objetivos de la FVSM.

En Ariant se cultivan diversas variedades de forraje como avena y cebada, mezclado con veza, guisantes y otras legumbres, todo destinado a alimentar a las ovejas.  La finca alberga una gran variedad de árboles frutales, haciendo ver la existencia de microclimas. De la mayoría de especies hay pocos ejemplares ya que la producción estaba destinada al autoconsumo. Destacan los cerezos, manzanos, perales y ciruelos, muchos de ellos de variedades autóctonas. También llaman la atención especies exóticas como aguacates, kiwis, castaños o avellanos.  Recientemente, se han plantado frutales como cerezos, kiwis y aguacates para reemplazar los árboles que se pierden por la edad y factores ambientales adversos como temporales o sequía. Además, como medida de adaptación al cambio climático, se están sembrando frutales de secano como olivos, almendros y algarrobos. También se ha trabajado la recuperación de olivos centenarios abandonados mediante trabajos de poda y desbroce, permitiendo en 2017 la primera producción de aceite de oliva de Ariant desde hace décadas.

Desde 2019, se está introduciendo la agroforestería con el fin de mejorar la producción,  ya que permite diversificar los productos y beneficios ambientales en una zona de tierra limitada. Dicha práctica consiste en integrar árboles, ganado y pasto en una misma unidad productiva. Destacan beneficios ambientales como la mejora de la fertilidad del suelo; la protección del ganado del fuerte sol de verano y las lluvias y frío de invierno; la alimentación suplementaria para el ganado de frutas como algarrobas o higos; etc.

En 2016 se introdujo la apicultura ecológica en Ariant, contando con la colaboración del apicultor Martí Mascaró, experto en apicultura ecológica. Se capturaron entonces cuatro enjambres silvestres para formar un apiario en ecológico, que ha ido creciendo hasta las 16 colmenas en 2019.  https://melcaramel.com/ 

La FVSM ofrece venta directa al consumidor de todos sus productos ecológicos, incluidos corderos, miel y fruta. Para más información podéis contactar con nosotros por correo electrónico  info@procustodia.org o llamando al 971575880 (de 9h a 14h).