Qué hacemos

Conservación Espinoso

El espinoso Gasterosteus aculeatus es el único pez de agua dulce autóctono de las Illes Balears. Es de tamaño pequeño, entre 4 y 6 cm, y habita en canales o balsas con corriente lenta o moderada y abundancia de plantas acuáticas. Se alimenta de pequeños invertebrados, principalmente bentónicos, aunque también depreda sobre crustáceos e insectos plantónicos.

En las Illes Balears solo está presente en Mallorca y, exclusivamente, en aguas dulces de la parte alta de s’Albufera. La población pertenece a la forma leiurus, con un legado genético muy singular. Por ello, y porque las poblaciones mediterráneas están extintas o en mala situación poblacional, el espinoso en Mallorca tiene un alto valor de conservación. La especie está catalogada como amenazada bajo la categoría de “vulnerable” aunque, técnicamente, los expertos consideran la población mallorquina “en peligro crítico” próxima a la extinción.

Las principales amenazas a las que se enfrenta a nivel local son la pérdida y el deterioro de los ecosistemas acuáticos necesarios para su supervivencia y reproducción. Las principales causas de dicho deterioro son:

La  salinización del agua debido a la sobreexplotación del acuífero subyacente y a la pérdida de agua de las canalizaciones de refrigeración de la central térmica de Es Murtarar.

La eutrofización del sistema debido a la llegada de nutrientes (nitratos y fosfatos) a causa de la agricultura intensiva que limita con s’Albufera y del vertido de aguas urbanas insuficientemente depuradas.

La presencia de numerosas especies exóticas introducidas (carpas, tortugas mordedora y de Florida, gatos, cangrejos de ría americano, etc.).

Ante esta situación, la FVSM ha creado una balsa permanente en el Centro de Conservación de Vida Silvestre Mediterránea (CCVSM) dónde se ubica su sede. Persigue el propósito de crear una reserva genética para la especie como medida de conservación en caso de extinción de la especie en estado salvaje en s’Albufera. En todo momento se ha contado con la colaboración y asesoramiento del equipo técnico del Parque Natural y expertos locales de la especie. Además, se persigue utilizar la balsa como recurso educativo de carácter ambiental, haciendo especial hincapié en la importancia de la conservación de especies amenazadas, que sirven también de especie bandera para la conservación de su hábitat.